Los pros y contras del aire por conductos

El sistema de aire acondicionado por conductos o también denominado “air zone o noche y día” es muy utilizado en construcciones nuevas de viviendas, locales comerciales y grandes superficies. El funcionamiento es a través de un aparato principal que tiene como objetivo distribuir el frío a través de los tubos.

Ventajas del A.A. por conductos

En primer lugar, debe aclararse que este sistema es un aire acondicionado barato porque los usuarios se ahorran el coste de instalación de muchos aparatos en áreas grandes. Si hay más de una habitación, es la mejor opción.

Estéticamente también tiene una gran ventaja porque queda visualmente más armonioso. Al ser sencillo pasa totalmente desapercibido. Solamente se pueden ver las rejillas de los conductos. A su vez, hay distintos diseños y colores para decorar estas rejillas o el termostato.

Para muchos, lo más importante es que a largo plazo hace ahorrar mucho dinero porque el consumo es menor que los tradicionales. Este sistema monitorea la temperatura en cada habitación y mantiene el lugar con el frío exacto. Por otro lado, se pueden anular las salidas de sitios que no están ocupados en ese momento. De esta manera, el termostato no funciona en esa área y el coste de funcionamiento será menor.

 

Las desventajas del aire acondicionado por conductos

Principalmente, la contra es que para instalar este sistema hay que realizar una obra y llevar a cabo una instalación compleja. Se recomienda hacerlo cuando la casa aún no está terminada o cuando se compra con este tipo de instalación incluida. Si no lo tiene, hay que fabricar o poner en el falso techo de estos hogares.Igualmente, hay sistemas que se instalan a la vista pero pueden ser muy poco estéticosNormalmente, este último es utilizado en industrias o en el mundo del interiorismo. Los costes de instalación son elevados. Dependiendo del tamaño de la casa o local, los precios del aire acondicionado pueden ser altos. Sin embargo, al tener un consumo bajo y monitoreado, a la larga es favorable y hasta se paga solo por tener una gran capacidad de ahorro energético.