Preguntas Frecuentes sobre Aire Acondicionado y Aerotermia

FAQs

FAQs

Preguntas Frecuentes

Si vas a comprar un aire acondicionado, ten en cuenta el tamaño del espacio a enfriar, el tipo de instalación, la eficiencia energética (etiqueta SEER o EER), y si prefieres un modelo con tecnología inverter para un funcionamiento más eficiente y silencioso.

El coste de tener un aire acondicionado varía según el consumo eléctrico del aparato, la tarifa eléctrica y el uso que le des. Un uso moderado en verano puede incrementar la factura eléctrica en un rango de 30 a 100 euros mensuales.

La instalación de un aparato de aire acondicionado puede variar en precio dependiendo del tipo de sistema, la marca, la capacidad del equipo y la complejidad de la instalación. Estos precios son aproximados y pueden variar según la ubicación o la marca:

Split de pared:

  • Básico: 600 - 1.200 euros.
  • Gama media/alta: 1.200 - 2.000 euros.


Multisplit:

  • 2 zonas: 1.500 - 2.500 euros.
  • 3 zonas: 2.000 - 3.500 euros.
  • 4 zonas: 2.500 - 4.500 euros.


Aire acondicionado por conductos:

  • Vivienda pequeña/mediana: 2.500 - 4.000 euros.
  • Vivienda grande: 4.000 - 7.000 euros.


Casette de techo:

  • Pequeño: 1.500 - 2.500 euros.
  • Mediano: 2.500 - 4.000 euros.
  • Grande: 3.500 - 5.500 euros.

No existe un número fijo de frigorías para determinar si un aire acondicionado es bueno. La capacidad debe adecuarse al tamaño del espacio a enfriar, calculando aproximadamente 100 frigorías por metro cuadrado.

Para un piso de 90 metros cuadrados, necesitarías aproximadamente 9000 frigorías, considerando una altura de techo estándar y una carga térmica media.

Para 150 metros cuadrados, se recomienda una capacidad de alrededor de 15000 frigorías, ajustándose según la orientación del inmueble, aislamiento, y número de ventanas.

Es un sistema centralizado que distribuye el aire frío o caliente a través de una red de conductos ocultos en el techo, ideal para climatizar varias habitaciones o un espacio grande de manera uniforme.

El consumo depende de la eficiencia del sistema, el tamaño del espacio, y el uso. Un sistema por conductos puede consumir entre 1.5 y 2.5 kW por hora cuando está en funcionamiento.

Generalmente, se necesita bajar el techo unos 20 a 30 cm para acomodar los conductos y la unidad interior del sistema de aire acondicionado.

El consumo depende del uso y la eficiencia de cada sistema. Los sistemas por conductos pueden ser más eficientes en grandes espacios, mientras que los splits son ideales para espacios específicos.

"Inverter" se refiere a la tecnología que permite al compresor ajustar su velocidad y no detenerse completamente, ofreciendo un funcionamiento más eficiente y silencioso. Un "split" es un tipo de aire acondicionado compuesto por una unidad interior y otra exterior. Un split puede tener tecnología inverter.

Generalmente, un split consume menos energía que un aire portátil para la misma capacidad de enfriamiento, debido a su mayor eficiencia.

El aire acondicionado de pared (split) es más eficiente, silencioso y estético, pero requiere instalación. El portátil es versátil y fácil de instalar, pero suele ser menos eficiente y más ruidoso.

Instalar aire acondicionado es más económico en temporada baja, fuera de los meses de verano, cuando la demanda de servicios de instalación disminuye.

La tecnología inverter permite que el compresor del aire acondicionado ajuste su velocidad de forma continua para mantener la temperatura deseada de manera más eficiente, reduciendo el consumo de energía y el desgaste.

Para elegir el aire acondicionado adecuado para una habitación, considera el tamaño del espacio, la exposición solar, el aislamiento, y si prefieres un modelo split o portátil. Un modelo con tecnología inverter puede ser más eficiente.

Para convertir kW a frigorías, multiplica los kW por 860. Por ejemplo, 1 kW equivale a 860 frigorías.

Para calcular el tamaño, multiplica los metros cuadrados del espacio por 100 frigorías (o 0.12 kW) por metro cuadrado. Ajusta según la altura del techo, número de ventanas, y exposición solar.

Un servicio de instalación profesional evalúa tus necesidades, recomienda el sistema adecuado, y realiza la instalación siguiendo normativas vigentes, asegurando el correcto funcionamiento y eficiencia del equipo.

La aerotermia es una tecnología que extrae energía del aire exterior para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de manera eficiente y sostenible, utilizando una bomba de calor.

El coste de instalar un sistema de aerotermia varía entre 5.000 y 20.000 euros, dependiendo del tamaño de la vivienda, el sistema elegido, y la necesidad de radiadores o suelo radiante.

Un sistema completo de aerotermia puede costar entre 3.000 y 15.000 euros, excluyendo instalación, dependiendo de la capacidad y el fabricante.

Una máquina de aerotermia tiene un precio que oscila entre 2.000 y 7.000 euros, dependiendo de su capacidad y eficiencia.

La aerotermia es muy eficiente, con un consumo eléctrico menor comparado con sistemas tradicionales de calefacción. El gasto dependerá del uso y las condiciones de la vivienda.

La aerotermia necesita una bomba de calor aerotérmica, un sistema de distribución de calor (como suelo radiante, radiadores o fancoils), y un depósito para agua caliente sanitaria.

La aerotermia puede tardar unas pocas horas en calentar una casa desde frío, dependiendo del sistema de distribución de calor y el aislamiento de la vivienda.

A largo plazo, la aerotermia suele ser más barata que el gas natural debido a su mayor eficiencia energética y menores costes operativos, aunque la inversión inicial es mayor.

Generalmente, la aerotermia consume menos que un aire acondicionado tradicional para proporcionar la misma cantidad de calefacción o refrigeración, gracias a su alta eficiencia.

Las ventajas incluyen alta eficiencia energética, reducción de emisiones de CO2, versatilidad (calefacción, refrigeración, y agua caliente), y bajo mantenimiento.

La aerotermia es un tipo de bomba de calor que utiliza el aire exterior como fuente de energía. Existen otras bombas de calor que pueden utilizar el agua o el suelo como fuente.

Daikin es una marca líder en sistemas de climatización que ofrece soluciones de aerotermia, destacando por su eficiencia, innovación tecnológica y fiabilidad.

Un sistema de aerotermia puede durar entre 15 y 25 años, dependiendo del mantenimiento y la calidad del equipo.

Existen sistemas de aerotermia para calefacción, refrigeración, y producción de agua caliente sanitaria, así como sistemas híbridos que pueden combinarse con otras fuentes de energía.

El tamaño del sistema de aerotermia depende del volumen de la vivienda, el aislamiento, y las necesidades de calefacción y refrigeración. Un profesional puede realizar un cálculo preciso.

La aerotermia puede funcionar de manera continua, ajustando la temperatura según la necesidad. No es necesario apagarla completamente, pero puede ajustarse para optimizar el consumo.

La aerotermia no utiliza gas como fuente de energía, sino que extrae el calor del aire exterior mediante electricidad.

La capacidad de enfriamiento de la aerotermia depende del sistema, pero generalmente puede reducir la temperatura interior a niveles confortables durante el verano.

En invierno, se recomienda ajustar la aerotermia a una temperatura confortable entre 19 y 21 grados Celsius para calefacción.

En invierno, la aerotermia extrae calor del aire exterior, incluso a bajas temperaturas, y lo transfiere al interior de la vivienda para proporcionar calefacción.

Para enfriar la casa, la aerotermia invierte el proceso de calefacción, extrayendo el calor del interior y liberándolo al exterior, reduciendo así la temperatura interior.

La aerotermia calienta el agua mediante un intercambiador de calor dentro de la bomba de calor, utilizando la energía extraída del aire exterior.

La aerotermia se utiliza en viviendas, edificios comerciales y industriales para proporcionar calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria de forma eficiente.

La aerotermia puede funcionar con radiadores de baja temperatura, calentando el agua que circula por ellos para distribuir el calor por la vivienda.

El aire acondicionado con aerotermia utiliza la bomba de calor para enfriar el aire interior durante el verano, funcionando de manera inversa a la calefacción.

La aerotermia se alimenta de electricidad para operar la bomba de calor, extrayendo energía del aire exterior.

La aerotermia con fancoil utiliza unidades de ventilación para distribuir el aire caliente o frío generado por la bomba de calor a través de la vivienda.

Un fancoil se alimenta eléctricamente y se conecta al sistema de aerotermia para distribuir el aire climatizado.

Ambos sistemas son eficientes, pero la combinación de aerotermia con suelo radiante ofrece un confort superior y una eficiencia energética óptima, distribuyendo el calor de manera uniforme.

La aerotermia calienta el agua que circula por el suelo radiante, distribuyendo el calor de manera uniforme por toda la superficie del suelo y proporcionando un ambiente confortable.

El suelo radiante con aerotermia puede tardar unas horas en alcanzar la temperatura deseada desde frío, dependiendo del aislamiento de la vivienda y la temperatura exterior.

El consumo de la aerotermia con suelo radiante es muy eficiente, especialmente en viviendas bien aisladas. El gasto específico dependerá del uso y las condiciones climáticas.

La temperatura alcanzada con aerotermia puede ajustarse según las necesidades, proporcionando confort tanto en invierno como en verano.

Para la aerotermia se recomiendan radiadores de baja temperatura, diseñados para funcionar eficientemente con el agua calentada a temperaturas más bajas que las de los sistemas tradicionales.

El aparato de la aerotermia, o bomba de calor, se coloca generalmente en el exterior de la vivienda para extraer o disipar el calor del aire.

Instalar aerotermia en un piso de 100m2 puede costar entre 7.000 y 15.000 euros, dependiendo de las necesidades específicas y el sistema elegido.

Instalar aerotermia en una casa varía en precio desde 5.000 hasta 20.000 euros o más, dependiendo del tamaño de la vivienda y el tipo de instalación requerida.

La instalación de aerotermia en un chalet puede costar entre 10.000 y 25.000 euros, dependiendo de la complejidad de la instalación y las necesidades de calefacción y refrigeración

La instalación de un sistema de aerotermia puede tardar de 2 a 5 días, dependiendo de la complejidad del proyecto y la preparación previa de la vivienda.

Una aerotermia de alta temperatura consume más energía que una de baja temperatura, pero sigue siendo eficiente comparada con sistemas de calefacción tradicionales. El consumo específico dependerá del uso y las condiciones de la vivienda.

Los radiadores de alta temperatura son aquellos diseñados para funcionar con agua a temperaturas superiores a 60°C, típicos de sistemas de calefacción tradicionales.

Para reducir el consumo de la aerotermia, asegúrate de que tu vivienda esté bien aislada, utiliza termostatos inteligentes para controlar la temperatura, y realiza un mantenimiento regular del sistema.

El pago de luz con aerotermia dependerá del consumo eléctrico del sistema, la tarifa eléctrica y el uso. Aunque la inversión inicial es alta, la eficiencia de la aerotermia puede resultar en ahorros a largo plazo.

La potencia eléctrica necesaria para la aerotermia depende del tamaño del sistema y las necesidades de la vivienda. Un profesional puede calcular la potencia precisa.

El número de placas solares necesarias para alimentar un sistema de aerotermia depende del consumo del sistema y la eficiencia de las placas. Un estudio energético puede determinar la cantidad exacta.

El frío en aerotermia funciona invirtiendo el ciclo de la bomba de calor, extrayendo calor del interior de la vivienda y liberándolo al exterior, lo que resulta en la refrigeración del interior.

Los radiadores de baja temperatura están diseñados para funcionar eficientemente con sistemas de calefacción que utilizan agua a temperaturas más bajas, como la aerotermia.

Las calderas de baja temperatura son sistemas de calefacción que operan con agua a temperaturas más bajas que las calderas tradicionales, aumentando la eficiencia y reduciendo el consumo de energía.

Para solicitar una subvención por aerotermia, consulta las convocatorias de ayudas locales o nacionales, prepara la documentación requerida, y presenta tu solicitud según las indicaciones de la entidad convocante.

La cantidad de la subvención por aerotermia varía según el programa de ayudas, la localización, y el proyecto. Puede cubrir un porcentaje significativo de la inversión inicial.

Una instalación de aerotermia puede costar entre 5.000 y 20.000 euros, dependiendo del tamaño de la vivienda, el sistema elegido, y la necesidad de adaptaciones como suelo radiante o radiadores.

En Madrid, existen programas de ayudas para la instalación de sistemas de aerotermia destinados a mejorar la eficiencia energética. Consulta la página web de la Comunidad de Madrid o del Ayuntamiento para más información.

Para solicitar ayuda para la instalación de aire acondicionado en Madrid, revisa las convocatorias de subvenciones de la Comunidad de Madrid o del Ayuntamiento, y sigue los pasos indicados para la presentación de solicitudes.

¿Necesita ayuda adicional?

Si necesita atención personalizada, puede enviarnos sus comentarios y propuestas, hacernos consultas y contarnos cualquier detalle

DIRECCIÓN

Calle Javier García de Leániz, 4 28250 Torrelodones Madrid (ES)

info@presupuestosaireacondicionado.com

Teléfonos: 628 46 02 48
De Lunes a Viernes de 9:30 a 18:30